Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

El impresioning es uno de los métodos de cerrajería que utilizan los ladrones para poder acceder a una casa o a un negocio y cuyo uso ha ido creciendo en España en los últimos años. Básicamente consiste en realizar una copia no autorizada de la llave de entrada sin que la víctima llegue ni tan siquiera a advertirlo. Para ello, lo que hacen es introducir en la cerradura unas finas y casi imperceptibles piezas (normalmente de aluminio) en las que se quedará grabada la forma de la llave cuando, sin darse cuenta, el propietario abra la puerta.

Lo único que habría que hacer para completar el proceso sería retirar discretamente dichas piezas y utilizarlas como si de un molde se tratase para generar una copia de la llave.

Uno de los mayores inconvenientes que se derivan del impresioning es precisamente que, si se llega a realizar adecuadamente, no deja rastro. Al no ser necesario forzar la cerradura, no hay evidencias de que alguien haya entrado a robar, lo cual puede llegar a resultar bastante problemático a la hora de acudir a las compañías de seguros, ante las que a veces no es posible llegar a demostrar que haya entrado un intruso.

¿Cómo protegerse del impresioning?

Si quieres proteger tu casa o tu negocio de un robo por impresioning, es importante tomar las medidas de seguridad necesarias.

Instalación GRATIS solo HOY

1. Instalar una cerradura de seguridad

Las cerraduras de seguridad convencionales son mucho más vulnerables que las más modernas ya que, por lo general, estas últimas disponen de mecanismos de seguridad adicionales que permiten evitar muchos problemas. Algunas incluyen lo que se denomina “escudo magnético” que consiste en un cierre que protege la parte exterior del orificio en el que se introduce la llave, haciendo que forzarlas mediante ganzúas o burlarlas con técnicas como el impresioning sea muchísimo más complicado. 

2. Prestar atención

Disponer de una cerradura de seguridad puede no ser suficiente. También es recomendable prestar atención e inspeccionar regularmente el bombín para comprobar que no hay ningún objeto extraño que pudiera estar copiando la forma de la llave en el ojo de la cerradura. Asimismo, mantente alerta en caso de que te percates o te alerten de la presencia de personas sospechosas, especialmente si han sido vistas inspeccionando la puerta o la cerradura.

3. Instala una alarma

Instalar una alarma es uno de los métodos más eficaces para evitar el impresioning y cualquier otro tipo de robo. 

La presencia de una alarma, además de servir como elemento disuasorio que ahuyenta a los ladrones (que en muchas ocasiones preferirán buscar un objetivo más fácil), te da la tranquilidad de saber que, en caso de que finalmente llegasen a acceder al interior de tu vivienda o de tu negocio, serán detectados al instante y la Policía podrá actuar con la máxima rapidez.

Empresas especializadas como Securitas Direct te ofrecen sistemas de alarma de última tecnología que se adaptan a tus necesidades y gracias a los cuales podrás, no solo sentirte seguro, sino realmente estarlo.