Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

A la hora de llevar a cabo sus delitos, los ladrones utilizan una gran variedad de técnicas distintas para hacerse con su botín. En Securitas Direct te contamos cuáles son algunos de los tipos de robo más habituales para que puedas protegerte adecuadamente y tener a buen recaudo todas tus pertenencias.

Asalto a viviendas

Es un tipo de robo bastante común y que puede resultar muy traumático para quienes lo sufren. Ocurre cuando los ladrones irrumpen por sorpresa en una vivienda, intimidan o agreden a sus habitantes, y se llevan los objetos de valor. Son situaciones muy peligrosas en los que se recomienda mantener la calma y dar a los asaltantes aquello que pidan para evitar males mayores.

Suelen ocurrir en viviendas unifamiliares, especialmente en urbanizaciones o chalés de las afueras, si bien también se dan en apartamentos.

  • Fuerce o rotura de cerraduras o ventanas: Es uno de los robos más habituales. Los ladrones logran acceder a su objetivo forzando la cerradura mediante distintas clases de ganzúas, llaves clonadas o robadas u otro tipo de técnicas más o menos refinadas, o directamente las revientan con una palanca o algún objeto contundente. También es común que entren por ventanas mal protegidas (sin rejas ni barrotes), rompiendo el cristal.
  • Atraco: Los ladrones entran en un negocio y, haciendo uso de la coacción o de la fuerza, logran obtener el botín que buscan. Al igual que en los asaltos a viviendas, son situaciones que pueden ser peligrosas para las víctimas, por lo que también se recomienda calma, colaboración y evitar el enfrentamiento.
  • Alunizaje: Este tipo de robo se da fundamentalmente en negocios. Para llevarlo a cabo, los ladrones estrellan un vehículo contra la entrada o el escaparate del negocio, generando daños en los cristales o enrejados que les permiten entrar para robar todo lo que les dé tiempo antes de que lleguen las autoridades. Puertas y persianas resistentes, pivotes para evitar el choque y cristales blindados, junto con sistemas de alarma con dispositivos como la generación de niebla antirrobo, pueden ser muy útiles para evitar o dificultar este tipo de robos.
  • Abrelatas: Es una técnica que se lleva a cabo en las persianas con las que muchos locales comerciales se protegen cuando están cerrados. Los ladrones realizan una incisión horizontal entre dos lamas de la persiana con una herramienta similar a un abrelatas y, con un gato u otro tipo de utensilios, generan fuerza arriba y abajo para abrir una vía de entrada. No todos los tipos de persiana son susceptibles de ser forzados por el método del abrelatas, por lo que se recomienda elegir uno que sea lo suficientemente seguro.
  • Butrón: El robo por butrón consiste en practicar un agujero de entrada hacia el objetivo (normalmente locales comerciales) desde un inmueble vecino, que normalmente está deshabitado. A través de este orificio, los ladrones consiguen sacar todo el botín sin ser detectados. Sea cual sea el tipo de robo, un sistema de alarmas eficaz puede ser una gran ayuda para evitarlo. En Securitas Direct contamos con expertos que te asesorarán y que pondrán a tu disposición el mejor equipamiento para mantener tu hogar o tu negocio a salvo.

Instalación GRATIS solo HOY