Calcula online en menos de un minuto
o si lo prefieres te llamamos gratis

Ya sea en una casa de verano, en un almacén, en una zona en obras, en un jardín, una finca exterior… es posible que necesites instalar un sistema de videovigilancia pero que no tengas disponible una conexión a internet. En una situación así, tal vez te preguntes si existe alguna alternativa que permita superar este escollo. La respuesta es concisa: sí, la hay.

La videovigilancia sin internet es perfectamente posible mediante el uso de distintas tecnologías. ¿Quieres saber más al respecto? En Securitas Direct te contamos algunas de las alternativas por las que puedes optar.

Cámaras con tarjeta SIM

Si no dispones de un router con conexión a Internet en las inmediaciones del lugar que quieres proteger, siempre puedes elegir instalar cámaras con tarjeta SIM incorporada. Estos dispositivos son capaces de utilizar las redes de datos móviles para emitir sus imágenes y que tú puedas acceder a ellas desde cualquier lugar.

Es muy común que en lugares como segundas residencias no se tenga contratada una tarifa de ADSL o fibra óptica. También puede darse la situación de que en fincas rústicas o zonas exteriores como jardines o huertos de grandes dimensiones no sea posible cubrir todo el terreno con la cobertura Wifi. 

Esta solución es perfecta para poder tener todas las ventajas de una red de videovigilancia.  Basta con colocar en su interior una tarjeta SIM con una tarifa de datos como las que utilizan los teléfonos móviles.

El mayor problema que presentan estas cámaras es que dependen de la cobertura 3G y 4G, y esta puede no ser muy buena en determinados lugares. Además, existen inhibidores que bloquean estas señales, lo cual es una vulnerabilidad que se debe tener en cuenta a la hora de instalarlas.

Actualmente este tipo de dispositivos se comercializan incluso con batería incorporada y con placas de energía solar, lo cual hace que tampoco sea necesaria una instalación eléctrica para su funcionamiento.

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento

Circuito cerrado de televisión sin internet

Instalar un circuito cerrado de televisión es otra posibilidad a tener en cuenta en los entornos en los que no hay disponible una conexión a internet.

Las cámaras estarán conectadas directamente a unas pantallas de las que alguien debería estar pendiente de manera continua para vigilar que no ocurre ninguna incidencia. La señal de vídeo captada, además, puede almacenarse en un disco duro para poder revisar a posteriori, si fuera necesario.

Por supuesto, esta opción tiene muchos inconvenientes, ya que es necesario estar presente en las inmediaciones del lugar que se quiere vigilar para poder tener acceso a las imágenes. Esto implica la necesidad de contratar vigilantes.

Sea como fuere, siempre que quieras proteger con cámaras un espacio sin internet, resulta de gran utilidad contar con el asesoramiento de empresas especializadas en la materia como Securitas Direct, que puedan ayudarte a elegir la mejor solución para tu caso y que puedan recomendarte los dispositivos y tecnologías más eficaces para reducir los riesgos. Nuestros expertos en seguridad realizarán un exhaustivo estudio y te propondrán todas las alternativas posibles.