Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

En los últimos tiempos el fenómeno de la okupación cada vez preocupa a más personas, que temen que algún okupa se cuele en su propiedad y no puedan acceder a ella durante mucho tiempo. Es más, hay quienes se preguntan si pueden ocupar su casa si se van de vacaciones. La respuesta es afirmativa, pero en este caso las dificultades para que los intrusos la abandonen es menor que cuando se trata de un inmueble que no sea la vivienda habitual.

Ocupación de viviendas y allanamiento de morada

Obviamente, pueden ocupar mi casa si me voy de vacaciones, del mismo modo que pueden entrar a robar, ya que no hay nadie en el interior. Sin embargo, se trata de una práctica menos habitual, dado que los okupas se pueden enfrentar a castigos mayores. La razón es que no estarían llevando a cabo una usurpación, sino un allanamiento de morada.

Cabe señalar que en el código penal no hay ningún delito que se denomine okupación (u ocupación) de la vivienda, sino que hay que remitirse a dos situaciones muy diferentes: la usurpación y el allanamiento de morada.

Usurpación del inmueble

La usurpación de vivienda es el acto ilegal de ocupar una propiedad sin permiso legal del propietario. Este problema global afecta a propietarios con pérdidas financieras y emocionales significativas. La usurpación puede surgir por diversas razones, como la falta de vivienda, especulación inmobiliaria o conflictos familiares. Legalmente, el delito de usurpación de inmuebles implica desalojos costosos y prolongados.

Allanamiento de morada

El allanamiento de morada es una infracción grave que implica entrar ilegalmente a una propiedad privada. Constituye una violación de la intimidad y seguridad de los residentes. Es crucial entender que cualquier entrada sin permiso, aunque sea para «resolver algo rápido», puede ser interpretada como allanamiento. Proteger tu hogar con cerraduras inteligentes y alarmas de seguridad es fundamental para evitar este tipo de incidentes.

Diferencia entre ambos casos de ocupación de la vivienda

El allanamiento es más grave, puesto que supone atentar contra la inviolabilidad del domicilio (ya sea la primera o la segunda vivienda) y contra la intimidad personal y familiar. Sin embargo, en el de usurpación únicamente se atenta contra el derecho de propiedad.

Al conllevar una mayor gravedad, el allanamiento también lleva asociadas mayores sanciones. Así lo recoge el artículo 202 del Código Penal: “El particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años”.

Conscientes de esta circunstancia, los okupas suelen buscar inmuebles que no sean la residencia habitual de nadie, para así no encontrarse con dificultades mayores. Esto no quiere decir que no exista riesgo de que ocupen una casa mientras el dueño está de vacaciones. De hecho, si se diera esa situación, el propietario debe tener muy claro cómo ha de actuar.

¿Qué hacer si me voy de vacaciones y me ocupan la casa?

Lo más importante cuando ocupan tu vivienda mientras te encuentras de vacaciones es actuar lo más rápido posible, concretamente en las primeras 24 o 48 horas. De ese modo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado accederán al domicilio para desalojarlo, una vez que hayas puesto la denuncia correspondiente. Por ello, recomendamos que tengas una app de seguridad que te permita conocer en todo momento lo que ocurre en tu hogar y, a su vez, un servicio de aviso a la policía 24h ante cualquier anomalía.

Qué hacer si ocupan tu vivienda habitual

Concretamente, esto es lo que debes hacer en caso de haber sido víctima de una okupación en tu primera vivienda:

  • Acudir a la Policía para poner una denuncia, señalando en todo momento que se han apropiado de tu morada habitual. De este modo, los okupas estarían vulnerando los derechos a la intimidad personal y familiar y a la inviolabilidad del domicilio
  • Reclamar la vivienda por vía civil o por vía penal. En la primera se reclama especialmente el derecho a la propiedad (solicitando una indemnización por daños y perjuicios), y en la segunda se denuncia un atentado contra los citados derechos fundamentales.
  • Dado que los tiempos de reacción son claves, cuando te marches de viaje no solo es recomendable tomar todas las medidas de seguridad posibles, sino también avisar a alguien de confianza para que, de vez en cuando, eche un vistazo y se asegure de que todo va bien. Además, puedes contar con un servicio de vigilancia en el perímetro de tu hogar de forma que actúen de inmediato con las autoridades pertinentes en caso de ocupación de la vivienda.

La seguridad, tanto en el hogar como en los negocios, es un aspecto que siempre ha de ser tenido en cuenta sean cuales sean las circunstancias, y por ello es importante valorar las distintas ofertas en alarmas disponibles.

Calcula online en menos de un minuto

Soluciones para prevenir la okupación en vacaciones

Aunque recuperar una vivienda habitual es más sencillo que cualquier otro tipo de inmueble, no cabe duda de que provocará una situación complicada que terminará arruinando las vacaciones. Por ello, conviene tomar precauciones enfocadas a que no puedan ocupar mi casa si me voy de vacaciones. Entre las más efectivas hay que mencionar las siguientes:

  • Informar a vecinos y otras personas de confianza para que estén alerta ante cualquier actividad sospechosa en la propiedad.
  • No publicar en redes sociales. No es necesario compartir los planes de viaje y su duración pues se trata de una información muy útil para personas con malas intenciones.
  • Instalar una alarma. No cabe duda de que la medida más eficaz es la instalación de un sistema de alarma que no solo avise al propietario de cualquier intento de intrusión –ya sea okupación, robo u otro delito–, sino que además disuada a los posibles okupas de no entrar en la vivienda, pues las autoridades no tardarán en acudir. Es precisamente la inmediatez de la reacción la que juega en contra de quienes tratan de okupar una vivienda, pues su modus operandi pasa por cambiar la cerradura. Y con una alarma antiokupas, que está conectada a una CRA (Central Receptora de Alarmas), el aviso a las fuerzas de seguridad es casi instantáneo, lo que dificulta a los okupas perpetrar su delito de allanamiento de morada. Además, el sistema toma imágenes de los intrusos, lo que ayuda a demostrar cómo y cuándo intentaron acceder al inmueble.
  • Cerradura inteligente de seguridad. Si combinas la alarma con una cerradura inteligente, tendrás una solución más completa para evitar la ocupación de tu casa. La cerradura inteligente de Securitas Direct combina robustez física y tecnología avanzada, ofreciendo varias capas de protección:
    1. Cilindro Antirrobo de Alta Seguridad: Con certificación SKG***, esta cerradura es resistente a técnicas avanzadas de robo , lo que dificulta la entrada forzada
    2. Alerta Inmediata: Si alguien intenta manipular la cerradura, se envía una alerta inmediata a la central receptora de alarmas de Securitas Direct, que puede notificar a la Policía rápidamente, evitando que los intrusos ocupen tu hogar.
    3. Autolock: Esta función asegura que la puerta se cierre automáticamente al salir o a una hora programada, asegurando siempre la protección del hogar.
    4. Control Remoto: A través de la app de Securitas Direct, puedes abrir y cerrar la puerta desde tu móvil, permitiendo gestionar el acceso de terceros sin necesidad de repartir copias de llaves.
    5. Intervención en Emergencias: En caso de emergencia, la central de alarmas puede contactar al 112 y abrir la puerta de forma remota para facilitar la entrada de servicios de emergencia, como la Policía, ambulancias o bomberos.

Esta combinación de seguridad física y tecnológica reduce significativamente el riesgo de ocupación, manteniendo tu hogar protegido en todo momento.

Securitas Direct te protege frente a las okupaciones

  • Detección inmediata con pruebas para el desalojo: En Securitas Direct, utilizamos tecnología avanzada para detectar intrusos antes de que entren en tu casa. Gracias a señales e imágenes capturadas, podemos proporcionar pruebas sólidas a la Policía para facilitar un desalojo rápido.
  • Actuación inmediata para expulsar al intruso: Con el sistema ZeroVision, actuamos de inmediato en caso de intrusión. Este dispositivo impide la visión del intruso en cuestión de segundos, previniendo tanto el robo como la okupación.
  • Control total desde tu móvil: Puedes supervisar tu hogar en todo momento desde tu móvil. A través de las cámaras, puedes verificar el estado de tu casa y recibir notificaciones instantáneas, incluso si hay cortes de luz, garantizando así la seguridad de tu hogar y tu tranquilidad.

Calcula online en menos de un minuto