Calcula online
    en menos de un minuto

    CALCULA AHORA

    o si lo prefieres te llamamos GRATIS

    Los animales de compañía son uno más de la familia. Tanto es así que, a veces, los niños se confían demasiado y pueden jugar con ellos sin saber dónde están los límites, hacerles daño, y generar una reacción negativa como respuesta. En otras ocasiones, es posible que el animal no controle su propia fuerza y dañe inintencionadamente al pequeño, abalanzándose encima y tirándolo al suelo.

    Un buen sistema de alarmas es el mejor aliado si quieres evitar este tipo de sustos y tener controlados a los más pequeños de la casa en un hogar en el que conviven con mascotas.

    ¿Qué es una alarma para animales?

    Los sistemas de alarmas para animales permiten que tengas controladas a tus mascotas incluso cuando no estás o cuando se quedan a solas con niños. Suelen incluir un conjunto de cámaras que te permitirán vigilar en todo momento qué es lo que hacen y poder actuar con rapidez en caso de que se dé algún problema.

    Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento

    Para que estas alarmas sean realmente eficaces, además, deberían contar con sensores volumétricos que permitan diferenciar a los animales de las personas. Dichos dispositivos se pueden configurar de tal forma que solo salten si estos entran en determinados lugares de la casa (por ejemplo, en el cuarto de un bebé) y, al contrario, hacer que solo se disparen si detectan la presencia de seres humanos, para que se centren solo en la detección de posibles intrusos.

    Estas alarmas se pueden combinar con las llamadas “vallas invisibles” que harán que las mascotas no puedan salir de zonas determinadas sin recibir un aviso (son ideales, por ejemplo, para estar al tanto si se escapan del jardín). También con dispositivos de geolocalización, que habitualmente se encuentran en los collares de los animales y que permiten saber exactamente el lugar donde se encuentran en todo momento. De este modo, además, te asegurarás de que no se pierden.

    Instalación de una alarma para animales

    Todos estos dispositivos, si se quiere que resulten eficaces, han de ser instalados por especialistas en seguridad. Es importante realizar un estudio pormenorizado de cada caso y elegir aquellos que mejor se adapten a cada situación, analizando todas las variables: ¿la mascota es un perro o un gato? ¿Qué tamaño tiene? ¿El animal vive en el interior o en el exterior de la casa? ¿Hay alguna habitación en la que no debería entrar? Todos estos factores y muchos más serán considerados para configurar los sensores volumétricos o para emplazar las cámaras de modo que el sistema de alarma sea lo más eficaz posible.

    Aunque hoy en día es posible encontrar determinados sensores o cámaras a la venta por Internet e instalarlos por cuenta propia, si se quiere tener la certeza de que niños y mascotas van a convivir sin problemas, lo mejor es recurrir a empresas como Securitas Direct. Sus expertos tendrán en cuenta todos los riesgos, incluso aquellos que tú no hayas podido advertir, y harán de tu hogar un lugar verdaderamente seguro.

    Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento