Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

Cuando hablamos de detectores de humo, existen dos tipos diferentes: los analógicos (enfocados a detectar una magnitud durante un incendio, por ejemplo) o digitales (enfocados a detectar a una presencia humana). En este segundo grupo, aplicado especialmente al mundo de las alarmas, destacamos la importancia del detector óptico de humos.

¿Qué es un detector óptico de humos?

Un detector óptico de humos, también conocido como detector de humo fotoeléctrico, es un dispositivo que consta de un emisor de luz LED y un receptor fotosensible. Al detectar otra presencia o una señal de humo dentro del dispositivo, la luz se dispersa y el receptor consigue captar la señal, generando de forma automática la alarma. Dentro de este grupo existen dos tipos: 

  • Detector óptico de humos de rayo infrarrojo: cuenta con un dispositivo emisor y otro receptor. En este caso, el receptor recibe una pequeña luz del dispositivo emisor al oscurecerse el espacio entre ambos puntos, razón que activa la alarma. 
  • Detector óptico de humos puntual: en este tipo de detectores, tanto el punto emisor como el receptor se encuentran ubicados en un mismo dispositivo aunque estén separados por una pantalla. Esto permite detectar rápidamente cualquier señal de humo a través de la cámara y activar la alarma.

Instalación GRATIS solo HOY

Cómo funcionan

Los detectores de humo óptico cuentan con un sistema de detección incorporado encargado de emitir una señal cuando detecta un alto contenido de humo en el aire a través de un fotosensor.  En ocasiones, se recurre a una instalación fija en el techo, factor que aumenta la eficacia y rendimiento del detector. 

Ventajas y desventajas

La principal ventaja de los detectores de humo ópticos reside en su capacidad para detector humo procedente de materiales a base de carbono como tela y madera. Este tipo de incendios, al ser de combustión lenta, producen una mayor cantidad de humo cargado de hollín con grandes partículas. Por este motivo, los detectores de humo ópticos son más recomendables para hogares o espacios domésticos.  

Entre las desventajas, cabe la posibilidad de que la mala elección del detector suponga un dispositivo demasiado sensible, lo cual puede provocar falsas alarmas como, por ejemplo, al cocinar en casa. 

Otras opciones

Escoger el mejor detector de humo óptico es vital para potenciar la seguridad doméstica en caso de incendio o intrusismo. La alarma con detector de humo de Securitas Direct supone una excelente herramienta tanto para evitar robos como proteger tu hogar de otras emergencias, ya que es capaz de detectar humo y lanzar una señal incluso cuando la alarma esté apagada. 

Además, cuenta con  un sistema de comunicación bidireccional a través de radiofrecuencia que transmite la alerta a nuestra Central Receptora de Alarmas, la más avanzada de Europa.