Calcula online en menos de un minuto
o si lo prefieres te llamamos gratis

La videovigilancia en espacios compartidos como puede ser una comunidad de vecinos genera dudas en los propios administradores de fincas o en los vecinos, sea por cuestiones de imagen o por cuestiones de seguridad, como donde localizar las cámaras o qué zonas pueden tener videovigilancia.

Por ello, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha creado diferentes regulaciones con respecto a la videovigilancia, con especial hincapié en esta casuística, y la cual aclara varios puntos con respecto a la videovigilancia.

Teniendo en cuenta esta regulación, destacamos los siguientes puntos:

  • Legitimación para la instalación: a la hora de añadir un sistema de videovigilancia en las zonas comunes de una comunidad de propietarios, deberá llegarse a un acuerdo en la junta de vecinos, en el que no sólo se incluya la intención de utilizar un sistema de videovigilancia, si no las características del mismo.
  • Registro de actividades de tratamiento: debe ser configurado el registro de actividades con respecto a la videovigilancia.
  • Derecho de información: se informará a todos los usuarios y convivientes de la existencia de un sistema de videovigilancia mediante carteles informativos de “zona videovigilada”. Es necesario que el mismo incluya información sobre el responsable del tratamiento de los datos al igual que información para ejercer los derechos apoyados por la ley de protección de datos.
  • Grabación de imágenes: nunca podrán grabarse imágenes más allá de las zonas comunes, excluyendo la vía pública y los terrenos o viviendas cercanas.
  • Visualización, conservación y acceso a las imágenes: aunque las imágenes pertenecen a la comunidad de propietarios, esta puede limitar el acceso a la visualización a ciertas personas. La conservación de las mismas debe ser de un máximo de 1 mes desde su toma.

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento