Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

Los extintores son elementos básicos en la lucha contra el fuego. Dado su tamaño “portátil” y su composición, basada normalmente en agua pulverizada o hidrocarburos, son el aliado ideal para evitar que el fuego vaya a mayores, y se convierta en un problema.

En general, los extintores son aparatos que no deben utilizarse en grandes fuegos, debido a que su potencia es limitada. Normalmente, son utilizados para fuegos relacionados con orígenes eléctricos, combustibles u otros, siempre dependiendo del contenido del extintor en cuestión.

Tipos de extintor por tipo de fuego

Para poder saber qué tipo de extintores necesitamos en cada caso, es necesario conocer los tipos de fuegos existentes:

  • Clase A: fuegos causados por combustibles sólidos, como pueden ser la madera, el plástico, cartones, telas, etc.
  • Clase B: fuegos causados por combustibles líquidos, como gasolina, pintura, alcohol, ceras o parafinas.
  • Clase C: fuegos causados por combustibles gaseosos, como gas, butano, propano, metano, etc.
  • Clase D: fuegos causados por combustibles metales, como el sodio o el magnesio. Al final estos materiales tienen un comportamiento especial, dado que no todos los metales tienen capacidad de ignición.
  • Clase F: fuegos causados por aceites o grasas, normalmente localizados en las cocinas.

Instalación GRATIS solo HOY

Tipos de extintor por agente extintor utilizado

Teniendo en cuenta la clasificación de fuegos que hemos visto anteriormente, existen los siguientes agentes, los cuales tienen efectividad diferente teniendo en cuenta el tipo de material con el que se ha producido el fuego:

  • Extintores de agua pulverizada: utilizados en fuegos de Clase A y B, aunque son más recomendados en Clase A. Los mismos, al igual que todos los tipos de extintor de agua no pueden utilizarse en casos en los que existan redes eléctricas.
  • Extintores de agua: recomendados para casos de fuegos Clase A en los que no haya ningún componente eléctrico que afecte a su extinción, como pueden ser edificios o comunidades.
  • Extintores de espuma: al igual que los anteriores, son ideales para fuegos de clases A y B, aunque no pueden utilizarse tampoco en lugares en los que haya electricidad.
  • Extintores de polvo convencional: estos son los más comunes en cualquier tipo de negocio, vivienda, etc. Son utilizados para extinguir fuegos de las clases A, B y C dado que al no contener agua no generan peligro en zonas con electricidad.
  • Extintores de CO2: utilizados al igual que los extintores de polvo convencional, en fuegos de clase A, B y C, cuentan con la diferencia de que su uso está enfocado a sitios en los que el extintor puede ser más perjudicial que el propio fuego, como sitios con objetos de gran valor.
  • Extintores especiales: esto son los utilizados normalmente para fuegos de clase D o F, actuando por sofocación y con composiciones completamente diferentes a las vistas anteriormente.

La elección de un extintor debería considerar factores como:

  • El tipo de fuego
  • El riesgo que puede conllevar
  • El daño que puede causar
  • El precio
  • Ubicación, etc.

Por ello es interesante contar con un sistema completo que proteja tu hogar, no sólo de incendios, si no de cualquier imprevisto que pueda surgir. En Securitas Direct contamos con sistemas integrales de seguridad para tu casa o negocio que pueden protegerte las 24 horas del día todo el año.