Calcula online en menos de un minuto
o si lo prefieres te llamamos gratis

No cabe duda de que todo el mundo quiere sentirse cómodo y a salvo de amenazas en su propio hogar. No obstante, aunque a veces pueda generarse una falsa sensación de seguridad, no siempre se consigue proteger una vivienda de manera adecuada frente a posibles robos y allanamientos.

En el mercado existen actualmente multitud de dispositivos y elementos destinados precisamente a convertir esa sensación de seguridad en una realidad. A continuación, te contamos cuáles son algunos de ellos:

Puertas de seguridad

La puerta es la vía de comunicación principal entre una vivienda y el exterior. Si esta no es lo suficientemente resistente, puede convertirse en un acceso fácil para cualquier intruso.

Los materiales con los que esté fabricada la puerta serán los que determinen su grado de resistencia ante cualquier intento de rotura o derribo. También es importante que los anclajes y bisagras sean lo suficientemente seguros como para no poder ser desmontados con facilidad.

Hoy en día, las puertas blindadas (de madera y con secciones metálicas en su interior) suelen ser la opción más habitual en las viviendas que buscan un mínimo de seguridad.

Cerraduras de seguridad

De poco sirve una puerta firme y resistente si la cerradura con la que se abre puede ser forzada con suma facilidad.

Los ladrones conocen multitud de procedimientos para abrirlas (ganzúas, impresioning, bumping) y, para conseguir reducir los riesgos, lo ideal es instalar una cerradura de seguridad pensada para evitar toda esta gama de técnicas, que sea resistente a los golpes, con una llave que no pueda ser fácilmente sustituida por cualquier tipo de ganzúa y con un ojo en el que no puedan introducirse materiales que permitan hacer copias.

Barrotes y rejas

La puerta no es la única vía de entrada que puede utilizar un intruso para acceder al interior de una vivienda. Las ventanas y los balcones son también puntos vulnerables en una casa que deben ser debidamente protegidos para evitar posibles sustos.

La instalación de rejas o barrotes, al menos en las ventanas que están a nivel de la calle o que son fácilmente accesibles (por estar cerca de árboles o de cualquier otro tipo de elemento que permita trepar hasta ellas), es fundamental. También es recomendable hacerlo en puertas acristaladas (puertas traseras, porches…).

Alarmas

Los sistemas de alarma son la mejor manera de convertir una vivienda en un lugar realmente seguro. Hoy por hoy se puede encontrar un variado catálogo, con dispositivos que se adaptan a todo tipo de hogares (viviendas unifamiliares, apartamentos, segundas residencias…).

Su función es, no solo la de alertar al propietario y a las autoridades (en caso de que la alarma esté preparada para ello) de que alguien entre sin ser invitado, sino también generar un efecto disuasorio que haga que ese alguien se lo piense dos veces antes siquiera de intentarlo.

En Securitas Direct podemos ayudarte a proteger tu hogar con las mejores alarmas. Además, nuestro equipo de expertos te asesorará acerca de qué dispositivos instalar tras analizar exhaustivamente tu caso, y contarás con la tranquilidad de saber que hay alguien pendiente las 24 horas del día si salta cualquier alerta.

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento