Calcula online en menos de un minuto
o si lo prefieres te llamamos gratis

La seguridad ha de ser siempre una de las máximas prioridades dentro de un negocio. El bienestar de los trabajadores es fundamental y, más allá de los requisitos mínimos que exige la ley, es posible tomar una serie de medidas que conviertan el entorno laboral en un lugar en el que los riesgos sean mínimos.

En el blog de Securitas Direct te contamos algunos de los aspectos que debes tener en cuenta para garantizar la seguridad en el trabajo de los empleados.

Señalización

Es fundamental que el lugar de trabajo esté debidamente señalizado. Las salidas de emergencia deben ser fácilmente identificables y, en entornos como fábricas o industrias, es clave avisar de posibles riesgos que puedan darse en determinadas zonas (peligro biológico, radiación…) o al utilizar determinadas maquinarias. También se debe recordar a los trabajadores que hagan uso de los elementos de protección pertinentes en cada caso (trajes protectores, cascos, guantes…).

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento

Elementos de protección

Recordarle al trabajador que debe hacer uso de los elementos de seguridad es muy importante, pero más importante aún es proporcionarle estos elementos y hacerle saber cuándo debe utilizar cada uno de ellos. Desde guantes o cascos, hasta trajes y gafas protectoras, auriculares para mitigar ruidos intensos, arneses para evitar caídas… Dependiendo del tipo de trabajo realizado, habrá que recurrir a unos o a otros.

También resulta de gran importancia que la calidad de estos elementos protectores sea la adecuada, que cuenten con una homologación que garantice su funcionamiento.

Alarmas

Son dispositivos de seguridad de una gran eficacia. Existen distintos tipos, que deberán valorarse teniendo en cuenta las características del entorno de trabajo. Desde las alarmas que detectan posibles intrusos o ladrones y que pueden ayudar a evitar atracos (muy útiles en tiendas o negocios de cara al público, sobre todo si tienen conexión directa con las autoridades), hasta otras capaces de detectar incendios, altas concentraciones de radiación o la presencia de gases tóxicos (más enfocadas a entornos industriales, fábricas, centrales energéticas…), entre otras.

Es importante realizar un estudio pormenorizado de las necesidades del lugar a proteger y seleccionar el tipo de alarma más adecuado en cada caso para minimizar el riesgo de los empleados. Para ello, lo recomendable es acudir a empresas especializadas que puedan analizar cada caso con minucioso detalle y establecer qué dispositivos y tecnologías son las idóneas para reducir los riesgos.

Simulacros de incendio

Realizar simulacros de incendio es muy importante para mantener la seguridad en el entorno de trabajo. Al llevarlos a cabo, los trabajadores pueden conocer el modo en el que deben actuar en caso de que se dé un incendio o una contingencia similar. 

Con ellos, se aprende de forma práctica dónde están las salidas, cuáles son las mejores rutas hacia el exterior o qué se debe o no hacer ante una situación de emergencia. Y lo más importante: un simulacro permite descubrir posibles puntos flacos en la estrategia de evacuación para mejorar los protocolos y, de este modo, hacer que los riesgos sean menores.

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento