Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

Cuando pensamos en la seguridad de nuestro hogar o negocio, el mayor dilema que se plantea consiste en la forma más eficaz de evitar un intrusismo: ¿elegir una alarma o una puerta blindada? En Securitas Direct te guiamos a través de ambas opciones para ayudarte a escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

Antes de entrar en materia, conviene diferenciar entre una alarma y una puerta blindada: 

  • Un sistema de alarma es un elemento formado por sensores que conforman un mecanismo de seguridad pasiva. Esto significa que no son capaces de evitar una situación concreta en la mayoría de ocasiones pero sí pueden advertir de un peligro, movimiento o sospecha de intrusión. 
  • Por su parte, la puerta blindada es una puerta cuyo marco es de madera y no de acero. El marco es el primer elemento en el que suelen incidir los asaltantes, ya que de esta forma se consigue hacer saltar los cerrojos de forma instantánea. La cerradura suele estar embutida en el propio canto de la puerta, motivo por el que contar con demasiadas cerraduras debilitará la seguridad, ya que será mayor el número de cajeados realizados. 

Instalación GRATIS solo HOY

Ventajas de una alarma y una puerta blindada

  • Entre las ventajas de una alarma encontramos la protección que ofrece a una propiedad privada durante tu ausencia, el acceso controlado de la propiedad y el aviso a las autoridades pertinentes en caso de intrusión (siempre que sea un sistema de alarma abalado por una empresa especializada). 
  • Las ventajas de la puerta blindada engloban su resistencia a los incendios. Sin embargo, no siempre es suficiente para frenar un intrusismo. 

Desventajas de una alarma y una puerta blindada

  • La principal desventaja de una alarma reside en su precio, si bien sus prestaciones siempre serán superiores. 
  • Respecto a la puerta blindada, su principal desventaja es su escasa resistencia, especialmente si son productos de mala calidad. 

Más allá del dilema, la alarma y la puerta blindada pueden complementarse a la perfección. Las puertas blindadas retardan la intrusión en la vivienda, ya que el ladrón precisa de herramientas y tiempo para forzarla, mientras que la alarma detecta e informa de la existencia de una intrusión. 

En cualquier caso, optar por la alarma siempre será más recomendable, especialmente si se trata de un sistema con servicio de Central Receptora de Alarma (C.R.A.). En Securitas Direct contamos con el sistema de alarma más avanzado de Europa y te ofrecemos la mejor seguridad y prestaciones en función de tus necesidades.