Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

El butrón es un método de robo que consiste en perforar un agujero en las paredes, en el suelo o en el techo de una habitación que conecta con el lugar en la que se encuentran los bienes que se desean sustraer.

Normalmente, la técnica del butrón se utiliza para poder entrar en locales comerciales, especialmente en aquellos en los que se pueden encontrar objetos de gran valor, como joyerías, relojerías, bancos… ya que permite la extracción de la mercancía (incluso mercancía relativamente voluminosa) de forma discreta.

¿Cómo se llevan a cabo los robos por butrón?

Los ladrones que llevan a cabo esta técnica, a los que se les suele denominar “butroneros”, utilizan inmuebles discretos, vecinos de aquel que pretenden desvalijar. Desde allí pueden perforar sin ser vistos y extraer su botín sin levantar sospechas.

En ocasiones, suelen colarse en locales comerciales vacíos o garajes que tan solo están separados de su objetivo a través de alguna de sus paredes y, desde allí, realizan todo el proceso sin ser vistos.

El ruido y las vibraciones derivadas de la práctica del butrón pueden confundirse fácilmente con el sonido de una obra normal y corriente y, por ello, muchas veces no se es consciente de que en una habitación contigua se está abriendo una vía de acceso.

Cómo protegerse ante un posible robo por butrón

Para evitar un robo por butrón se pueden tomar diversas medidas, tanto de prevención, como de disuasión, como de protección del local comercial.

Lo más básico es la observación. Si se tiene constancia de que hay un inmueble vacío o en alquiler al otro lado de la pared, se debe prestar atención a ruidos sospechosos o a posibles idas y venidas de personas extrañas. En caso de que se detecte alguna actividad fuera de lo normal, contactar con el propietario del inmueble vecino sería una buena manera para salir de dudas.

Otra opción muy a tener en cuenta es la instalación de un sistema de alarma adecuado, con detectores de movimiento que avisen de cualquier actividad indebida y cámaras de seguridad que registren todo lo que ocurre. Es fundamental que este sistema de alarma sea seguro y, para evitar que pueda ser saboteado, es importante que no se vea afectado por el uso de inhibidores de frecuencia y que cuente con canales seguros de comunicación con la central de alarmas. 

La instalación de un sistema de alarma no solo ayuda a la detección de intrusos, sino que también genera un efecto disuasorio que puede llevar a un delincuente a desistir de sus planes antes de llevarlos a cabo.

Si se quiere ir un paso más allá, es posible recurrir a medidas de seguridad adicionales. Una de las más comunes en lugares como los bancos, es la instalación de placas de hierro en el interior de las paredes, suelos y techos, lo que hace que su perforación sea muchísimo más dificultosa y, desde luego, más fácilmente detectable. También existen los llamados detectores sísmicos que permiten captar vibraciones sospechosas que pueden ser fruto de las obras de perforación por parte de los butroneros.

Desde Securitas Direct apostamos por la seguridad tanto de tu hogar como de tu negocio, y por ello te recomendamos tomar todas las precauciones necesarias para evitar posibles robos, ya sea a través del método del butrón, o de cualquier otro tipo.

Ahora con instalación incluida