Calcula online
    en menos de un minuto

    CALCULA AHORA

    o si lo prefieres te llamamos GRATIS

    Incendios, robos, asaltos, okupaciones ilegales… Es indudable que los hogares están expuestos a multitud de amenazas. Afortunadamente, en la actualidad existen diversos sistemas de seguridad que permiten rebajar sustancialmente los riesgos.

    En Securitas Direct hemos seleccionado cuáles creemos que son los más eficaces para que, tanto tú como los tuyos, podáis tener la certeza de que vuestra casa está preparada para cualquier contingencia.

    1. Alarma: Una alarma de calidad, fiable y con tecnología de última generación como la que ofrece Securitas Direct es indispensable para tener un hogar verdaderamente seguro. Este tipo de sistemas tienen la capacidad, no solo a avisar a las autoridades en caso de que surja cualquier problema, sino también de generar un efecto disuasorio que puede hacer que un intruso se lo piense dos veces antes de intentar colarse en un inmueble sin ser invitado.

     

    Es importante elegir bien qué elementos formarán parte de la alarma (detectores, cámaras…), saber los lugares idóneos en los que instalarlos y cerciorarse de que estos no pueden ser burlados o inutilizados con facilidad. Para ello, se debe contar con el asesoramiento de expertos en la materia. También es recomendable contratar los servicios de una central de alarmas que esté pendiente las 24 horas del día en caso de que fuera necesario. 

     

    Sin lugar a dudas, una alarma es la mejor opción para protegerse de ladrones, okupas o cualquier merodeador.

    1. Detector de incendios: Un detector de incendios es otro de los elementos clave que ayudan a hacer que un hogar se convierta en un lugar mucho más seguro. Estos dispositivos, dependiendo de su grado de sofisticación, son capaces de detectar el humo o incluso subidas inusuales de temperatura, avisando si un fuego potencialmente peligroso puede estar iniciándose. De este modo, se cuenta con un mayor tiempo de reacción para llamar a Emergencias o para poder desalojar el inmueble.

    Es muy recomendable instalar detectores de incendios al menos en las estancias de mayor riesgo, como la cocina o el cuarto de baño.

    1. Puertas de seguridad: Una puerta de seguridad debidamente reforzada es fundamental si lo que se busca es mantener a raya a los ladrones. En el mercado existen diversos modelos que dificultan que cualquiera pueda derribarlas o desmontarlas para acceder al interior de una vivienda. 
    2. Cerraduras de seguridad: También es importante contar con una cerradura segura y que esté preparada ante posibles intentos de fuerce. Métodos como el “bumping” o la llave falsa, muy comunes entre los delincuentes en la actualidad, pueden ser dificultados o directamente evitados dependiendo del tipo de cerradura elegida. 
    3. Rejas y barrotes: Las ventanas y puertas acristaladas de pisos inferiores o de estancias a las que se puede acceder fácilmente desde el exterior son muy vulnerables a robos y allanamientos. Basta con romper el cristal o aprovecharse de un descuido para poder colarse por ellas.

    Para evitar que cualquier pueda utilizarlas como vía de entrada a tu vivienda, es muy recomendable instalar barrotes o rejas en la parte exterior.

    Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento