Calcula online en menos de un minuto
o si lo prefieres te llamamos gratis

A la hora de elegir un sistema de alarma para el hogar o tu negocio entran en juego numerosos factores que condicionan el resultado del servicio. En primer lugar, debes tener en cuenta que estás fomentando la seguridad y no el consumo, motivo por el que no se puede pretender gozar de un sistema low cost con costes premium. 

A continuación, realizamos una comparativa de las mejores alarmas para casa en función de las principales necesidades

Según la propiedad

Antes de elegir un tipo de alarma, es importante saber si necesitamos un servicio enfocado a negocios o a hogares. En este caso, las mejores alarmas para casa deben contar con alarma conectada mientras te encuentras fuera, proteger zonas exteriores como jardines o porches y, muy importante, contar con teleasistencia en el domicilio.

Por tipo de conexión

Elegir una alarma para casa implica elegir entre dispositivos cableados o inalámbricos. Los inalámbricos son los más implementados actualmente, ya que aportan mayor versatilidad, son fáciles de instalar y permiten una comunicación instantánea a través de radiofrecuencia. Sin embargo, las cámaras con cableado siguen siendo mucho más resistentes a los inhibidores, por lo que se consideran  más seguras. 

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento

Por grados de seguridad

Decantarse por un sistema de alarma implica valorar el grado de seguridad que buscamos. Este factor dependerá de la propiedad que busques proteger, sus dimensiones y particularidades. Generalmente, existen tres niveles de seguridad: 

  • Nivel A: de rápida instalación y un efecto exclusivamente disuasorio. 
  • Nivel B: sistemas que permiten integraciones en detección, verificación y transmisión a otros sistemas que potencien el servicio. La diferencia entre las alarmas de nivel B depende, especialmente, del tipo de empresa que contrates. 
  • Nivel C: elevada efectividad gracias a su personalización, automatización de seguridad y gestión remota. 

Por cautividad o no

Muchos clientes buscan evitar compromisos con empresas de seguridad, motivo por el que surgen dos opciones: las alarmas con cuotas y sin cuotas. Las alarmas sin cuotas permiten una instalación basada en una simple inversión, mientras que la modalidad con cuotas sí implica un contrato de permanencia. 

Las alarmas sin cuotas quedan huérfanas de cualquier tipo de asistencia o conexión a la Central Receptora de Alarmas, mientras las alarmas con cuotas sí cuentan con la protección de una empresa especializada. Durante los últimos años, el auge de las alarmas con cuotas es más que evidente, especialmente en las segundas residencias y ante el miedo creciente a la posibilidad de ocupación de una vivienda. 

En Securitas Direct podrás encontrar las mejores alarmas para casa. Considerados un referente en seguridad al contar con la central de alarmas más grande de Europa, te ofrecemos diferentes servicios adaptados 100% a tus necesidades y las de tu hogar.

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento