Calcula online
    en menos de un minuto

    CALCULA AHORA

    o si lo prefieres te llamamos GRATIS

    Las medidas disuasorias, dentro del ámbito de la seguridad, son un conjunto de acciones que tienen como objetivo fundamental conseguir que un intruso abandone la idea de intentar acceder sin permiso a un inmueble, ya sea un hogar particular o un negocio. Su efecto se produce antes de que se cometa el delito, ayudando a evitarlo.

    Existen diversas fórmulas para generar un efecto de disuasión, algunas de ellas muy sencillas de llevar a cabo. En Securitas Direct te contamos algunas de ellas.

    1. Simular que hay alguien

    Cuando un ladrón busca un objetivo, suele preferir viviendas vacías, en las que nadie va a oponer resistencia o a llamar a la policía y en las que resulta mucho más sencillo actuar. Por ello, una de las maneras más eficaces de disuasión pasa por crear la ilusión de que hay alguien en casa.

    En el mercado actual existen dispositivos que permiten controlar las luces o el televisor, a través de temporizadores o incluso de aplicaciones móviles o inteligencias artificiales (Amazon Echo, Google Home…). Haciendo uso de ellos, es posible controlar el momento exacto en el que se enciende y se apaga la iluminación o cualquier otro electrodoméstico, tal y como si se estuviera en persona.

    2. Elementos de seguridad visibles

    Del mismo modo que un ladrón prefiere una casa vacía, es habitual que también elija inmuebles en los que no haya ningún tipo de sistema de seguridad. Por ello, resulta de mucha utilidad instalar elementos como cámaras o detectores en zonas visibles desde el exterior, que hagan pensar al intruso que es mejor desistir y buscar un objetivo más fácil.

    Lo más idóneo es que estos dispositivos sean reales y que funcionen de verdad, si bien se pueden encontrar algunos falsos cuyo único objetivo es la propia disuasión.

    Señales de aviso de alarma

    Si dispones de un sistema de alarma en casa como cualquiera de los que Securitas Direct pone a tu disposición, puedes tener la seguridad de que, en caso de que un delincuente entre, será detectado y alguien acudirá en tu ayuda lo más rápido posible. Pero además, cuentas con un elemento disuasorio extra: el mero hecho de que un inmueble cuente con alarma, echa para atrás a muchos delincuentes incluso antes de intentar acceder. Y más aún si están prevenidos mediante carteles que informen de que se acercan a un lugar que dispone de una.

    Instalar carteles o señales bien visibles indicando la presencia de alarmas o incluso de zonas videovigiladas, es uno de los métodos más eficaces para evitar robos antes de que lleguen a producirse.

    Contar con un perro guardián (y hacerlo saber)

    Esta medida es especialmente útil en viviendas unifamiliares como los chalés, casas de campo o incluso almacenes o naves industriales. Contar con un perro guardián que vigile el exterior y con carteles o señales que avisen de su presencia son una manera perfecta de disuadir a un intruso, que se lo pensará dos veces antes de intentar colarse sin permiso.

    Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento