Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

La llegada del verano no solo trae consigo las vacaciones y el clima de playa. Esta época, especialmente el mes de agosto, es uno de los puntos álgidos del año en lo que a robos a domicilios se refiere, de acuerdo con los datos del Ministerio del Interior.

La seguridad en el hogar es un aspecto fundamental que se ha de tener siempre en mente para cuidar, tanto de uno mismo, como de los seres queridos. Una vivienda debidamente protegida puede ahorrar muchos lamentos y quebraderos de cabeza. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Te contamos algunos consejos.

No dar muestras evidentes de que no hay nadie en casa

El verano es uno de los momentos del año en los que más robos se producen. Y esto se debe, en gran medida, a que los ladrones aprovechan las vacaciones de sus inquilinos para colarse en las viviendas vacías.

Una manera de evitar esto es no dar muestras evidentes de que no hay nadie en casa.

Para ello, es recomendable que no hagas públicos tus viajes. Por ejemplo, no cuentes en las redes sociales que te vas ni des pistas sobre cuánto tiempo vas a estar fuera en lugares públicos en los que cualquiera pueda escucharte.

Además de esto, puedes pedirle a alguna persona de confianza que vacíe el buzón regularmente, instalar luces con temporizador que se enciendan y se apaguen solas a determinadas horas o incluso dejar ropa tendida. De este modo se genera la sensación de que hay gente en el interior de la vivienda.

Dejar el dinero y los objetos de valor en lugares seguros y hacer inventario

Si vas a ausentarte, no dejes cantidades importantes de dinero en metálico u objetos que puedan llamar la atención de los ladrones en lugares fácilmente visibles o accesibles. El banco es una opción muy a tener en cuenta, pero también puedes recurrir a la instalación de una caja fuerte debidamente protegida para guardar en ella joyas u otros enseres valiosos.

También es recomendable realizar un inventario completo, listando y fotografiando todos los objetos de valor e incluso apuntando los números de serie de televisores, ordenadores, equipos de música, videoconsolas… Esto puede ser de gran ayuda en caso de sufrir un robo, ya que permite a la policía identificarlos fácilmente y tendrás más opciones de recuperarlos.

Instalar una alarma para el hogar

Instalar una alarma es uno de los métodos más efectivos para proteger tu hogar. Esto se debe, no solo por su capacidad para frustrar robos, sino también por su efecto disuasorio, que puede hacer que un ladrón descarte directamente la idea de intentar entrar ante su presencia.

Actualmente están disponibles multitud de opciones que encajan a la perfección con todos los tipos de viviendas, ya sea una casa de campo, un chalé en las afueras de una ciudad, un piso en un edificio de apartamentos de un núcleo urbano…

Para obtener unos resultados óptimos, es importante dejarse asesorar por expertos que analicen las necesidades de seguridad en cada caso y optar por los dispositivos que mejor se adapten (cámaras de seguridad, sensores de movimiento…). En Securitas Direct estamos a tu disposición para ayudarte a elegir el sistema de alarmas más efectivo para tu situación.

Ahora con instalación incluida

Instalar elementos adicionales para reforzar la seguridad

¿La cerradura de la puerta de acceso a tu casa es lo suficientemente segura? ¿Has instalado barrotes o rejas en las ventanas? Este tipo refuerzos son de gran ayuda a la hora de evitar posibles robos y te recomendamos tenerlos en cuenta para que tu casa esté lo más protegida posible.

Además, en el mercado existe una gran variedad de dispositivos que pueden ser de gran ayuda para mejorar la seguridad. Desde iluminación de exteriores que se activa automáticamente al detectar movimiento, hasta temporizadores capaces de encender la radio o la televisión a unas horas determinadas para generar la ilusión de que hay alguien dentro de una vivienda vacía.