Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

La prevención es la mejor táctica a seguir si lo que quieres es mantener tu casa segura y evitar posibles robos. Existen multitud de acciones y pequeños gestos que puedes realizar en tu día a día que pueden ayudar a protegerte y a ahorrarte sustos. En Securitas Direct te contamos algunas ideas.

Cierra adecuadamente las puertas y ventanas

Siempre que salgas de casa, asegúrate de comprobar todas y cada una de las puertas de acceso (tanto la principal, como la trasera, la del garaje…). No olvides cerrar con llave o con pestillo siempre que sea posible, ya que esto dificultará un posible intento de forzar la cerradura.

Instala cristales de seguridad, verjas o detectores de apertura para puertas y ventanas

Ventanas y galerías bajas o accesibles desde terrazas o incluso desde árboles cercanos son posibles vías de acceso que podría utilizar un ladrón para acceder al interior de tu domicilio. Por esta razón, es recomendable utilizar cristales reforzados o detectores de apertura que te avisen del momento en el que se intentan forzar las entradas a tu domicilio.

Intenta no dejar objetos de valor a simple vista

No se trata solo de guardar dinero, relojes o joyas en cajas fuertes o de aparcar tu coche dentro del garaje cuando no vayas a utilizarlo. También es recomendable evitar dejar las cortinas abiertas en habitaciones que contengan objetos de valor como televisores, equipos de sonido, ordenadores, videoconsolas… De este modo, no serán visibles desde el exterior.

Conoce a tus vecinos (e intenta que ellos te conozcan a ti)

Tanto si vives en una casa como en un apartamento, conocer a tus vecinos puede ser de gran ayuda a la hora de mantener tu hogar seguro, ya que podrás detectar con mayor facilidad la presencia de extraños que puedan estar merodeando por la zona. Además, si ellos saben quién eres, también podrán detectar si alguien está intentando acceder a tu vivienda de forma sospechosa.

No dejes llaves de repuesto cerca de la puerta de casa

Es una práctica bastante común el dejar una llave de repuesto debajo del felpudo, escondida tras una piedra cercana a la puerta, en una maceta… y precisamente por ello debemos evitarla. Esta costumbre está tan extendida, que será lo primero que un ladrón compruebe antes de intentar irrumpir en tu casa.

Si quieres tener una llave de repuesto para alguna urgencia, es mejor que la dejes a buen recaudo con alguna persona de confianza.

No incluyas tu dirección en el llavero ni etiquetes tus llaves

Si pierdes las llaves o te las dejas olvidadas en algún lugar y estas tienen un llavero que incluye tu dirección, podrías estar comprometiendo la seguridad de tu hogar. Especialmente si caen en manos de personas con malas intenciones.

Si necesitas identificar alguna llave en concreto dentro de un llavero, es mejor optar por códigos de colores y evitar etiquetas que indiquen explícitamente a qué puertas se corresponden.

No hagas público que vas a ausentarte de tu hogar

Una casa vacía es un objetivo mucho más fácil para los ladrones. Por ello, es recomendable evitar dar a conocer a desconocidos que nos vamos a ausentar.

Publicar en las redes sociales que te vas de vacaciones suele ser un error bastante común del que se aprovechan algunos delincuentes para saber cuándo no habrá nadie en casa.

Instala una alarma

Instalar una alarma es la mejor opción para tener una casa segura. En Securitas Direct disponemos de diferentes soluciones de seguridad que se adaptan a tus necesidades y a las de tu familia y que, gracias a su tecnología, son una eficaz cortapisa para mantener a raya a cualquier extraño que quiera acceder a tu hogar sin permiso. Además, de detectar si alguien ha irrumpido en tu vivienda, podrás ver y oír en todo momento lo que ocurre en su interior y tener la garantía de que la policía estará al tanto de todo.

Instalación GRATIS solo HOY

Haz que tu casa sea identificable exteriormente

Es importante que elementos como el número al que se corresponde una casa dentro de su calle o la letra de un apartamento, sean fácilmente visibles e identificables desde fuera. De este modo, si necesitas que la policía acuda a tu domicilio, podrán ganar tiempo y encontrarlo de forma más rápida y fácil con un simple vistazo.

También puedes hablar con tus vecinos o con tu comunidad para establecer una señalización exterior más eficiente.

Haz tu casa más segura

Como ves, hacer de tu casa un lugar más seguro no es tan difícil. Basta con introducir unos pequeños cambios en tus costumbres, prestar un poco de atención y contar con un sistema de seguridad fiable para minimizar los riesgos y gozar de una mayor tranquilidad en el hogar.