Calcula online
    en menos de un minuto

    CALCULA AHORA

    o si lo prefieres te llamamos GRATIS

    Las barreras infrarrojas perimetrales son elementos de seguridad que normalmente forman parte de un sistema de alarmas. Su función es sencilla: detectar cuándo alguien pasa a través de ellas y alertar al usuario, a la central de alarmas (en caso de que se haya contratado el servicio de una) y a las autoridades, si así fuera necesario.

    Este tipo de dispositivos cuentan habitualmente con dos partes fundamentales. En primer lugar, un emisor de haces de luz infrarroja y, en segundo lugar, un componente que hace las veces de receptor de dichos haces de luz. Ambas partes se sitúan separadas la una de la otra de modo que si alguien atraviesa el espacio entre ambas por el que viaja el haz de luz, aunque solo sea por un instante, este no llegará al receptor y saltará la alarma. Funcionan como una barrera o frontera invisible que no se puede franquear sin ser detectado, de ahí su nombre.

    Las barreras infrarrojas normalmente están conectadas con la sirena de la alarma, que sonará si estas captan alguna intrusión. También, dependiendo del sistema instalado, se enviará una notificación al usuario, normalmente a través de un mensaje o de una app.

    Principales usos de las barreras infrarrojas perimetrales

    Las barreras infrarrojas perimetrales son dispositivos que pueden utilizarse tanto en interiores como en exteriores, si bien son especialmente eficaces en exteriores. Suelen ser de gran utilidad para proteger zonas ajardinadas, huertos, patios o fincas rústicas en los que se quiera reforzar la seguridad, pudiendo saber en todo momento si alguien entra de manera no deseada gracias a ellas.

    Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento

    Tienen la ventaja de que, la mayor parte de los modelos, son resistentes a las inclemencias climatológicas, por lo que, indistintamente de si llueve, hace niebla o si las condiciones de iluminación son bajas, captarán la presencia de intrusos sin mayor problema.

    En el mercado existen barreras infrarrojas perimetrales de diversos modelos (solares, con conexión a la red eléctrica, sin cableado…), incluso algunos muy sencillos y de bajo coste, aunque estas están más indicadas para uso interior, siempre teniendo en mente que su nivel de seguridad va a ser muy inferior.

    Instalación de barreras infrarrojas perimetrales

    A la hora de colocar barreras infrarrojas perimetrales, sobre todo si van a formar parte de un sistema de alarmas en el que entrarán en juego otros dispositivos (cámaras, sensores…), se recomienda contar con el asesoramiento de expertos, ya que es importante cubrir todo el terreno de manera eficiente e instalarlas de forma correcta para que funcionen incluso en momentos de apagón eléctrico y para que su sabotaje no sea una tarea sencilla. 

    Empresas como Securitas Direct, líder dentro del sector, cuentan con profesionales altamente cualificados que se ocuparán de estudiar el espacio a proteger y que instalarán todos estos elementos de seguridad de la forma más óptima. Además, estarán alerta las 24 horas del día y avisarán a las autoridades pertinentes en caso de que detecten alguna anomalía, por lo que no hace falta que el usuario esté pendiente de manera continua de si el sistema capta cualquier incidencia.