Calcula online*
o si lo prefieres te llamamos gratis

Los bares, cafeterías y establecimientos de hostelería en general suelen ser blancos muy apetecibles para los ladrones. No resulta extraño ver en los medios de comunicación noticias acerca de robos en este tipo de locales, especialmente en temporadas altas, cuando el volumen de dinero que se recauda en caja es superior al del resto del año. 

Alunizajes, butrones, fuerce de cerraduras… son muchos los métodos que los delincuentes utilizan para acceder y llevarse lo que no les pertenece. No obstante, gracias a las alarmas para bares es posible evitar o, al menos, dificultar este tipo de situaciones.

La importancia de la
seguridad en los bares

Los bares son negocios que, por lo general, trabajan fundamentalmente con efectivo. La mayor parte de los clientes suelen usar este método de pago para abonar sus consumiciones, lo que hace que sea muy habitual que, al final del día, siempre haya dinero en caja. Muchos de ellos, además, cuentan con servicio de máquinas de tabaco, tragaperras, vending… algo que implica un gran trasiego de monedas y billetes.

Y no solo eso. En algunos de estos establecimientos también se pueden encontrar otra clase de objetos de gran interés para los delincuentes: desde electrodomésticos, hasta televisores, ordenadores o incluso botellas de vino o licores de gran valor.

No es de extrañar, por tanto, que los ladrones consideren los bares unos objetivos muy atractivos, ya que son conscientes de que es muy probable que en su interior puedan hacerse con un buen botín.

Ante este panorama, la seguridad se vuelve de vital importancia, y por ello resulta más que recomendable instalar un sistema de alarma adecuado que permita combatir este tipo de amenazas de forma efectiva.

Elementos de una alarma para bar o restaurante

Dependiendo de las características del local, la alarma de un bar o de un restaurante puede incluir diferentes elementos. Algunos de los más comunes son:

  • Sensores: Estos dispositivos son capaces de detectar la presencia de personas en el interior del local, así como la apertura de puertas y ventanas. Son ideales para saber si un intruso ha podido colarse en el interior.
  • Sirena: La sirena emite un sonido que hace saber al intruso (y a cualquier persona que se encuentre en las inmediaciones, incluida la policía) que ha sido detectado. Elimina por completo el factor de discreción del robo.
  • Cámaras: Existen una gran variedad de cámaras disponibles en multitud de formatos (domo, bullet…) y que se ajustan a todo tipo de situaciones. Desde las más básicas, hasta otras con un mayor grado de sofisticación que permiten captar imágenes incluso en condiciones de visibilidad muy adversas.
  • Generadores de humo: Algunos sistemas de alarma incluyen un dispositivo que emite un humo denso que dificulta la visibilidad de los ladrones.

Lo ideal a la hora de proteger un bar o un restaurante es recurrir a empresas especializadas como Securitas Direct, que pueden asesorarte acerca de cuáles de estos elementos son los más adecuados para tu negocio y que, además, te garantizan el uso de tecnologías seguras.

Instalación GRATIS solo HOY