Calcula online en menos de un minuto
o si lo prefieres te llamamos gratis

Como cabe esperar, no todos los espacios requieren de un mismo tipo de alarma. No es lo mismo proteger un chalé, un piso, una oficina o una nave industrial. Cada uno requerirá de una serie de elementos y tecnologías que se ajusten a sus propias características y necesidades.

Las alarmas industriales son aquellas que están especialmente diseñadas para proteger lugares como naves industriales o fábricas. Son sistemas pasivos que, si bien no tienen la capacidad de evitar incidentes por sí mismos, sí que son capaces de alertar si estos se producen, dando tiempo para poder reaccionar.

Elementos principales de una alarma industrial

Las alarmas industriales, al igual que las que se instalan en los domicilios particulares, tienen la capacidad de detectar intrusos y de avisar de su presencia a las autoridades para que puedan impedir posibles robos. Además, su presencia genera un efecto disuasorio que puede hacer que alguien se lo piense dos veces antes de intentar colarse sin permiso en los lugares en los que están instaladas.

No obstante, la alarma industrial también cumple otras funciones relacionadas con la seguridad de los trabajadores. Esta clase de sistemas de seguridad suelen incluir otros elementos no tan habituales en una alarma convencional, como por ejemplo detectores de gases nocivos, detectores de humo o de inundaciones.

Es importante, además, que estas alarmas funcionen adecuadamente incluso durante fallos eléctricos, ya que la seguridad de los trabajadores ante imprevistos como incendios o escapes de gas debe ser continua.

Además de todos estos detectores, es crucial instalar una sirena (o un grupo de sirenas, si fuese necesario) con el volumen suficiente como para que su alerta pueda escucharse en todos los puntos del recinto industrial, incluso si en él se trabaja con maquinaria ruidosa que pudiera mitigar el sonido que emiten.

Las cámaras de seguridad son otra clase de dispositivos muy a tener en cuenta en el ámbito de la industria. No solo permiten vigilar la zona para captar posibles allanamientos, sino que además permiten tener constancia de que todo funciona adecuadamente sin necesidad de desplazarse. Se puede comprobar si una máquina está en marcha o no de una ojeada. Incluso, si se produce algún tipo de accidente, permiten saber qué es lo que ha ido mal para ponerle solución.

Calcula online en menos de un minuto 200 € de descuento

Instalación de una alarma industrial

Si bien siempre es recomendable acudir a expertos en la materia para instalar una alarma, en el caso de una nave o fábrica, esto se convierte prácticamente en una necesidad.

La selección de dispositivos y tecnologías y su ubicación para obtener un resultado óptimo no puede realizarse a la ligera, y es fundamental contar con profesionales que realicen un análisis concienzudo del entorno, descubran cuáles son los puntos flacos y dispongan un sistema que cubra todas las potenciales contingencias que puedan surgir en el desarrollo de la actividad industrial.

Si buscas asesoramiento acerca de alarmas industriales, no dudes en ponerte en contacto con Securitas Direct, donde te ayudaremos a encontrar la solución que necesitas para garantizar la seguridad de tu negocio y de tus trabajadores.